Lo mejor para la resaca es no beber, asegura la experta en nutrición holística (terapia que trata la salud a través de la alimentación) Terelys Hernández Porrata. Sin embargo, si bebiste más de la cuenta y ahora sufres las consecuencias, consumir ciertos productos puede ayudarte a superar el malestar en poco tiempo. Aunque la entrenadora personal es enfática al decir que no recomienda el consumo de bebidas alcohólicas, sí destaca que una de las cosas más importantes antes de beber es estar hidratado y tener el estómago lleno. O sea, aliméntate bien antes de tomar el primer trago y “mantente comiendo y picando si ya empezaste” la juerga. “Después que te mantengas comiendo e hidratado, y que cada cierto tiempo pares para tomarte tu agua, pues no vas a pasar el límite de llegar a una resaca. Pero, si llegaste a la resaca, hay varias cositas que puedes hacer (para aliviarte)”, señala Hernández. A continuación, conoce algunas opciones simples para combatirla:

1.- Al despertar, en ayuna, prepara un té con agua tibia con el extracto de la mitad de un limón y una cucharadita de miel.

2.- Cuando sientas que tu estómago está listo, desayuna. Hernández recomienda comer algo que contenga papa o un sándwich. No se debe consumir ningún alimento mezclado con leche. O sea, nada de cereal con leche o cremas tales como avena o harina de maíz. Cucharada de Aceite de oliva - Fundo Verde

3.- A media mañana, prepara un té con agua tibia con extracto de medio limón, una cucharadita de miel y una cucharadita de bicarbonato de sodio. Si no toleras el desayuno, simplemente repite el consumo de té hasta que estés listo. “Cada persona es diferente y no a todas les van a funcionar los mismos remedios”, explica Hernández. Por eso, aparte del té y un desayuno alto en carbohidratos, la educadora sugirió otras opciones más simples que también pueden funcionar.

4.- Para romper el ayuno, come un plátano. La especialista en salud aseveró que ese fruto es alto en antiácidos y potasio, por lo que “va a relajar los vasos sanguíneos y a eliminar las náuseas y el malestar”.

5.- Ingiere una cucharada de aceite de oliva. “Cuando utilizamos aceite de oliva, lo que hace es que absorbe el alcohol que hay en el cuerpo”, dice Hernández. Incluso, algunas personas optan por tomar una cucharada de alguno de estos aceites antes de comenzar a beber para limitar la absorción de alcohol en el cuerpo.

6.- Si estás cerca de un mercado, compra agua de coco, ya que contiene todos los componentes necesarios para rehidratar el organismo: potasio, calcio, sodio, fósforo y magnesio. Sobre la popular recomendación de quitar la resaca tomando un trago en la mañana igual al que bebiste el día anterior, Hernández asegura que se trata solo de un mito, pues el cuerpo está deshidratado y necesita reponerse. “Beber alcohol en la mañana no ayuda. Es un mito porque lo que haces es cargar más aún el hígado”, aclara la experta.